tumblr_lxhym0j6cf1r7zct3o1_400

El gambito del hípster nazi.

¿Quién pensaría que poner el Nazismo de moda hubiera sido tan sencillo? Al fin y al cabo los jóvenes son tan manipulables, fueron una molestia cuando comenzaron a preocuparse por los derechos de los animales, la equidad de género y esas idioteces.

El internet se volvió una molestia por culpa de esos “Jóvenes Preocupados,” lo que no habíamos notado es que era justo lo que necesitábamos. Solo era necesario hacer que relacionaran lo que les gusta con lo que queremos que les guste y tendremos una generación de extremistas obedientes.

Comenzamos discretamente, algunos jóvenes con falsa nostalgia comenzaron a utilizar el bigote de Hitler porque era “Irónico” eso fue nuestra primera estrategia. Hicimos correr el rumor de que la tolerancia era un concepto para las masas aturdidas. En realidad fue sencillo promover el estereotipo positivo de que la gente rica, elegante e interesante era racista. La igualdad es un concepto muy Mainstream que promueve la mediocridad, no puedo evitar sonreír cuando los escucho decir eso.

El segundo paso fueron las películas. Las chicas aceptarán prácticamente cualquier personaje interpretado por un galán. Ver a Deep, Bloom y Leto interpretar líderes del partido no era históricamente exacto. Pero ver a aquellas niñas en las redes sociales, con sus uniformes y sus pañuelos rojos. ¡fue bellísimo!

A los varones los reclutamos con la Llamada de Honor. El bendito videojuego no solo presentaba beneficios económicos, era una lección de revisionismo histórico interactiva. Que sencillo es convencerlos de que los aliados eran los villanos de la historia. El juego era violento y eso los motivaba a jugarlo aunque no tuvieran permiso, incluso tenemos presencia en minecraft con el pack de revisionismo racial.

Hipsters, animalistas, veganos… Todos son nazis potenciales. Con ayuda de las películas, música, literatura y modificar la Wikipedia. No piensan por sí mismos, les vendes la idea de que piensan de manera independiente y con eso basta.

¡Pero que hermoso ha sido! Alemania no es necesaria para el progreso de la raza, tenemos jóvenes en Inglaterra, Estados Unidos, Argentina, Rusia, Australia, China e India que en este momento seguirán al discurso adecuado. Y ya tenemos a las personas adecuadas aprendiendo el discurso.

Aquí en España la prueba preliminar ha sido un éxito. Ya no lo llamamos nazismo, aunque pudiéramos. Los revisionistas raciales tienen ahora su propio partido político y están tomando control de todas las provincias. Son interesantes, están de moda, la mayoría pertenecen a la izquierda pero le dan el poder al sector conservador. ¡Es tan fácil! A la gente le parece la idea del siglo.

Bueno… Dejémonos de discursos. Ya van a prender fuego a los niños secuestrados de la mezquita y no me quiero perder eso.

Un sabroso platillo para tu celestial familia.

Maldad Italiana

Esclavos a los tres quesos

DIficultad: Facíl

Tiempo de preparación: 45 minutos

Ingredientes:

  • Queso
  • 2 Sirvientes
  • Media Cebolla
  • Queso
  • 3 pechugas de pollo
  • Harina
  • 2 huevos
  • 1 Lata Atún
  • Queso
  • 3 Tomates

Procedimiento

  1. Ponga a sus sirvientes a improvisar cualquier alimento que implique los ingredientes anteriores.
  2. Cada  vez  que alguien utiliza un # en una conversación en la vida real. Un niño es se cae de la bicicleta.
  3. Cada vez que aparece un # en un anuncio de televisión. Una niña es decide que no quiere estudiar una carrera..

Ayuden a hacer del mundo un lugar mejor. Usen sus hagstag responsablemente.

Tacos. Para mis amigos que creen que Taco Bell es comida mexicana.
Tacos. Para mis amigos que creen que Taco Bell es comida mexicana.

Usted puede cambiar los ingredientes a su gusto y necesidad. AL fin y al cabo usted no va a cocinar.

¿Quien necesita electricidad? ¡La batería dura casi 9 horas!

Haga su propio rumor viral de internet

Al igual que las lluvias en verano. Cada año circula en internet el mismo falso rumor donde la Doctora Giselle Wyatts, (Supuesta ganadora el premio Novel de medicina) anuncia que las farmacéuticas y los doctores ocultan la muy barata cura para el cáncer.

Con algunas variaciones, el texto es siempre el mismo: Ingerir alguna clase de ácido domestico mezclado con carbonato de sodio. En el texto se explica que el ácido cítrico o acético disolverá las células cancerígenas. Y que el carbonato de sodio estabilizará el pH de nuestro organismo.

Bueno. Lamento informarles que los ácidos que hay en nuestro estomago son mucho más potentes que cualquier cosa que puedas conseguir en tu cocina y a la gente le sigue dando cáncer de estómago.

Ya que estamos puestos en los rumores estúpidos de internet ¿Por qué no creamos algunos rumores virales solo para hacer el mundo un lugar mejor[1]?

No somos los primeros mentirosos de internet.
No somos los primeros mentirosos de internet.

Solo es cuestión de darle contexto. La gente que lo crea agregará más detalles. Por ejemplo nombres, lugares y testigos. Al final el rumor será tan cierto como la existencia de Montenegro. Porque Montenegro es un país real ¿No es así?

Hagamos lo siguiente: comenten sus rumores en la página de Facebook; los más originales, creíbles y divertidos se convertirán en relatos del cerdo venusiano.

[1] Mejor en el aspecto de las risas y la diversión. La muerte de crédulos ignorantes es una cosa muy triste. Y en esta herramienta no hay nada peligroso.

PCaballerosMagos1A

Mulas y Dragones II

Sir Vor Rico sostenía la cola de su mula lo más alto posible. El Ipad estaba pegado al trasero del animal y aun así no lograba obtener wi-fi.Mula

-Debí comprar un caballo en lugar de una mula.- Se lamentó el novato caballero. Habiendo comprado un paquete vacacional a la Europa medieval, le pareció divertido recorrer los caminos montado en una mula con conexión inalámbrica.

La mula ofrecía algunas ventajas. Por ejemplo es mucho más discreta que el caballo y los salteadores de caminos así como los guardias no se sienten interesados por alguien calvo montado en mula. También está el detalle de que montar un corcel implica cierta capacidad atlética, cosa que Alan (nombre real de Sir Vor Rico) nunca consideró necesaria.

Su paquete turístico había terminado hace dos semanas, el convoy de viajeros había partido de regreso al presente y él se había quedado en la edad media. Solo con algunas monedas, una armadura de segunda, un Ipad y su mula.

Lo único que necesitaba hacer era mantenerse en movimiento hasta encontrar una señal de wi-fi que le permitiera contactar con otro convoy de turistas para poder regresar a su época. De momento algo muy importante era conseguir alojamiento, según el GPS  a medio día de viaje estaba La Abeja Coja, una posada medieval en el cruce de los caminos que estaba calificada 4.5 estrellas. (A los turistas les encanta calificar los lugares. Incluso si es una posada del siglo IX cuyos dueños no podrán leer la reseña hasta dentro de dos mil años[1]).

Mientras se acercaba a la posada vio a dos caballeros hablando con una docena de aldeanos. Cuando estuvo lo suficientemente cerca como para escuchar. Uno de los posaderos lo señaló y dijo:

-El hombre de la mula tiene una espada.- Alan miró la espada de hoja corta que colgaba perezosamente de las ancas de su montura. Uno de los caballeros, el que contaba con la armadura más mellada y oxidada lo señaló y le dijo.

-¡Usted el de la mula! ¿Sabe usar esa espada?- El eco metálico del casco no lograba ocultar el miedo en la voz del hombre. Alan había recibido un curso de media hora sobre la técnica del uso de la espada. Y su única experiencia consistía en un asaltante enfermo de cólera que estaba armado con una daga rota.

Alan Asintió. –Me ha servido para defenderme Sir.- El otro caballero que llevaba la cruz católica en el pecho lucia mucho más valiente e inexperto. Con esa valentía de aquellos que no conocen el combate le dijo:

-Pues ahora ha sido reclutado para servir a la causa de la bondad y justicia ¿Señor?-

-Sir Vor Rico.- Complementó Alan. El caballero de voz temerosa lo miró con mayor curiosidad.

-¿Cuándo fue nombrado caballero? mi Sir.-

-Hace más de veinte años, entonces era más joven y no me había comido mi caballo.-  Era una mentira tan simple, creíble y patética que era difícil no tomarla por una verdad.

-Entonces nos acompañará. Anoche los hombres Jaquelados vinieron a la aldea y tomaron a las mujeres con ellos. Iremos al puente del acantilado con la bendición de nuestro señor Jesucristo y rescataremos a las hijas y esposas de estos hombres de las garras de Will Jaquel.- El joven con la cruz en el pecho lanzó el discurso entre las miradas de decepción de los aldeanos. Alan conocía en varios detalles el obscurantismo. Por ejemplo el derecho de pernada.

-¿Acaso no es derecho del señor de estas tierras, tomar a sus siervas?-

El caballero mellado suspiró mientras veía el camino hacia el acantilado. –Aquí en la abeja coja terminan las tierras del Jaquel. Mi señor me ha ordenado que tome a sus ejércitos y recupere el honor de su casa.-

-Y supongo que usted, el joven aspirante a cruzado, algunos aldeanos con garrotes y un caballero sin caballo somos los ejércitos de su señor ¿No es así?-

-Triunfaremos porque representamos el honor, la verdad y justicia de nuestro señor en los cielos.- Comentó el cruzado con optimismo en el rostro.

Alan se había equivocado en los cálculos. Los ejércitos del señor de Merino[2] consistían en un caballero cansado, un aspirante a cruzado, Laslo y un turista tratando de hacerse pasar por un caballero viejo y pobre.

Laslo era un aldeano con retraso mental y talla pequeña que venía armado con una guadaña oxidada. Su padre lo envió a la misión con la intención de tener una boca menos que alimentar.

Alan montaba su mula en silencio. Hasta que no encontrara señal wi-fi, debía conservar su coartada. Y en este momento se dirigía a una atalaya protegida para morir heroicamente en una causa perdida.

El caballero mellado le explicó que Will Jaquel tampoco era un señor adinerado, por lo tanto sus fuerzas militares también eran reducidas.  Solamente seis caballeros, una docena de lanzas y veinte arqueros. Los cuales probablemente estén dispuestos a regresar pacíficamente a la mayoría de las mujeres viejas con tal de no tener que alimentarlas.

La estrategia de la solución pacifica no duró mucho. Sibyl el joven aspirante a cruzado al ver la entrada de la atalaya abierta lo consideró una señal divina. Desenvaino su espada y cabalgo en una heroica carga de un solo hombre. Alan siguió el consejo del mellado y se pusieron las armaduras antes de cargar. Puesto que Laslo no tenía armadura, le permitieron usar el casco que Sibyl había olvidado durante sus cinco minutos de gloria.

La puerta de la atalaya permanecía abierta. Lo cual sirvió a los tres hombres para ingresar discretamente mientras el grueso de las fuerzas del Jaquel tomaba turnos para ensartar sus espadas en las partes no vitales de Sibyl.

El Ipad detectó la señal wi-fi adentro de la atalaya. Ser Vor Rico se escabullo buscando a otro contemporáneo suyo. Mientras tanto Mellado y Laslo habían fallado en las negociaciones y el combate comenzó.  Fue cuando Alan se tuvo que enfrentar al bien armado señor Jaquelado. En el momento donde las espadas chocaron, dos bocinas sonaron simultáneamente: Favor de no pelear con los otros turistas.

Alan y William (Verdadero Nombre de Will Jaquel) se detuvieron en silencio y comenzaron a reír. El no tener que hacerse daño mutuamente fue un descanso para ambos hombres. Ahora solo faltaba ver el resultado de la escaramuza y Alan podría regresar a su época.

Laslo se montó en la mula wi-fi. Aquella mula tenia capacidades para mantener a salvo a su jinete. Equipada con hocico lanzallamas y pezuñas de titanio. Laslo se había olvidado de rescatar a las mujeres, ahora estaba muy divertido siendo la muerte montada en mula. Mellado aprovechando el caos generado, se las arregló para completar la misión[3].

Will Jaquel había comprado un paquete vacacional de violación y saqueo. Con ayuda de su agente de viajes consiguieron un boleto para Alan, el cual en cuanto regresó a su época y evaluó con media estrella a la abeja coja. Se dedicó a ver el registro histórico de aquella escaramuza.

Lo único que encontró fue:

Laslo el incinerador: Salvaje campesino que con ayuda de su mula magica incendió la atalaya de Puente del Acantilado. El señor de Merino, ayudado solo con San Sibyl el Martir, sofocó su rebelión a los dos días y tomo posesión de la Atalaya, el Puente y el acantilado.

[1] La posada permanecía en el lugar en el año 3005 d.C. y los dueños seguían sin poner atención a las reseñas de internet.

[2] Así se llamaban las tierras que vacacionaba.

[3] Lamentablemente las heridas lo terminaron de matar a la mañana siguiente.

¿Disculparme por ser Nerd?
¿Acaso tú te disculpas por ser “normal”?

Cerdo Venusiano Contesta

Como no hubo cuento este viernes[1] decidí compensarles contestando algunas de las preguntas que me han hecho en las últimas semanas. No hablo de esas que me hace Ernesto con tono acusador como:

¿Qué hiciste con el psicólogo?

¿Quién borró a Mariana de mi lista de contactos?[2]

¿Por qué hay una cerdita vietnamita escondida en el patio?

Si no, aquellas que me hacen algunos fans como y otros blogs. Por ejemplo en estos días fui nominado a otro premio sectario en el que me hicieron algunas preguntas personales sobre mi trayectoria de escritor (Lo que obviamente voy a contestar con falacias).

¿Cuál fue el primer libro que leíste?

(Esta respuesta la contesta Ernesto) El primer libro que leí solo fue: Los moños de la hormiga, una publicación de la CONAFE diseñada para niños de 6 años. Cuando pude leer textos de más de 50 palabras leí El Principito de Antoine de Saint-Exupéry, después me dediqué a leer la colección selecciones que tenía mi madre (1959-1996) la cual venia acompañada con horribles best sellers de los que no hablaré.

«Le petit prince» por Nicholas Wang, derivative work by Poke2001 - Lepetitprince.jpg (P1000658). Disponible bajo la licencia CC BY-SA 2.0 vía Wikimedia Commons.
«Le petit prince» por Nicholas Wang, derivative work by Poke2001Lepetitprince.jpg (P1000658). Disponible bajo la licencia CC BY-SA 2.0 vía Wikimedia Commons.

Y de los trece a los quince leí muchos libelos de baja calidad sobre leyendas e historias de terror. Leí Cien años de soledad solo para presumir al respecto. Durante mi primer servicio social[3] aproveché para leer: Los Cazadores del Arca Perdida, La Eneida Y Raíces (Alex Haley). Si ponemos atención no hay nada de ciencia ficción.

A los 19 años conocí Los cantos de HYPERION (Dan Simmons) texto que me introdujo directamente a Fundación (Isacc Asimov) de allí conocí al llorón de Ender y al cabronazo de Bean (Ambos de Orson Scott Card). Visité La ciudad al final del tiempo (Greg Bear), Leí Ilion y Olimpo (Simmons). Descubrí a (Stephen King). Y aunque leí el Cryptonomicón y el Ciclo barroco de un jalón nada ha sido tan relevante como lo ha sido La Guía del Autostopista Galáctico (Douglas Adams) y la saga del Mundodisco (Terry Pratchet). Actualmente leo aproximadamente 30 libros al año. Pero para mí estos son los que designan mi estilo al redactar y decidir que es importante y que no.

¿Por qué escribes?

(Esta respuesta la contesta el Herreiere el Cerdo) Porque la otra opción sería golpearlos con una pala en el rostro. Si tuviera pulgares posiblemente lo haría, sería un método mucho más sencillo para impactar en sus mentes. También me gusta hacerlos reír y dejarles algún mensaje positivo.

Una persona incomoda es una mente trabajando.
Una persona incomoda es una mente trabajando.

¿Tienes musa o inspiración?

(Ernesto) La inspiración es cuando decides tomar algo que vez todos los días y decides verlo de manera diferente.

¿Escribes lo que vives o vives lo que escribes?

(Herreiere) Ninguna de las dos. Escribo para llenar los vacíos de mi vida y leo para crearme nuevos vacíos. SI lo haces así cada libro te renueva[4].

Ahora el cerdo venusiano contestará algunas preguntas que le hacen los fans vía correo electrónico y redes sociales:

¿Eres único en tu especie?

Sí, pero si estás dispuesta a experimentar podemos intentar un mestizaje.

Los cuentos mas viejos comparten un universo ¿En que orden debería leerlos?

Te prometo que próximamente subiré aquellas antologías en PDF corregidas aumentadas y en orden cronológico.

Solo para terminar les redactaré algunas preguntas mis autores de blog favoritos. Las cuales exijo sean contestadas.

Los autores en cuestión son:

Las preguntas son las siguientes

  1. ¿Cuál es el blog no pornográfico más guarro que conoces?
  2. ¿Quién ganaría una pelea entre un tiburón ciclista con motosierra y un cocodrilo en monociclo con un mangual?
  3. ¿Cuál es el mejor libro para golpear a una pareja infiel?
  4. ¿Por qué los veganos están a favor de comer niños secuestrados?
  5. ¿Las ballenas asesinas dejan evidencia?
  6. ¿Son peligrosas las erecciones de más de 4 horas?

Ahora los dejo para que disfruten con sus vidas. ¡Ah! y el Domingo a media noche si hay cuento.

[1] Lo lamento pero estaba enfermo, saturado de trabajo y con el dólar a $17.50 no pude comprar ese XBOX ONE que vendían en Amazon en $350.

[2] Háganme caso ella no le conviene.

[3] Encerrado en un módulo de atención turística en medio de la nada.

[4] Si lo notan nos encontramos saturados de frases motivacionales promotoras de la lectura.

Vals para FZ

FZ se acerca en el éter del espacio, ha visitado cientos de mundos y los ha visto morir todos. El que sigue a continuación tiene un satélite muy grande en comparación a su anfitrión. Es blanco y bello. Hermoso para acampar. Mucho tiempo antes fue este satélite el que agitó las aguas y motivó el caldo nutritivo.

En el bar una balada suena suavemente ocultando la mitad de las notas en una obscuridad provocada. Una ventana que ocupa casi el tamaño de una pared, ofrece una una vista del lago en un fondo negro donde las estrellas son la única fuente de luz.

El delgado rayo de luz generado a cientos de miles de kilómetros acaricia las copas de los arboles formando frágiles siluetas del bosque, del lago y la montaña.

Una pareja baila entre las mesas del bar, es un vals imitando a una caja musical. Sin temor a hacer el ridículo, sin temor a caerse, manteniendo la mirada en los ojos del otro. Se aman con aquella seguridad de los que saben que mañana solo puede ser mejor.

Selección natural lo llaman. Un organismo desarrolla una capacidad mas rápido que sus oponentes en la carrera evolutiva y garantiza su existencia un día mas. Algunos se desarrollan para crear seres complejos que recorren el espacio montados en las leyes de la física. Otros evolucionan para intrigar la mente mientras resuelven el laberinto del arte. Nunca ambas cosas.

Un organismo simple pero adaptado ha tomado la delantera en la competencia conocida como evolución. El no tiene manera de saberlo pero jamás diseñará un reactor nuclear, nunca escribirá un poema y no entenderá que lo mató.

La música sigue y está pareja compensa todo el potencial que la humanidad jamás cultivó. Mundos completos dedicados a entender el amor como lo hacen ellos. Existencias desperdiciadas en imitar la geometría de sus pasos de baile que se mueven al compás de una balada que algún grupo escandinavo interpretó.

FZ no es invisible. Se encuentra fuera de nuestro espectro visual, pero está allí. Documenta la cúspide y la decadencia de una raza que vivió durante muy poco tiempo. Demasiado poco tiempo. Un pequeño organismo condena su existencia al infectar a sus últimos anfitriones posibles.

El sol se asoma por el horizonte. Las frágiles siluetas forman la rojiza imagen que solo el bosque puede tener durante unos segundos antes de dar rienda suelta a la colorida vida. Silvia limpia las gotas de sangre que manchan su vestido y se despide con un beso de su amado. El la estrecha con todo su amor. Los blancos cabellos de su amada se manchan de rojo cuando la sangre de Patricio aparece en su nariz.

Dios es justo y los deja irse juntos. Un ultimo vals, danzado por los últimos de su especie.

En algún lugar de la luna, en el campamento de FZ alguien intenta imitar los pasos de aquella bella pareja…

PCaballerosMagos1A

Mulas y Dragones

Sir Vor Rico sostenía la cola de su mula lo más alto posible. El Ipad estaba pegado al trasero del animal y aun así no lograba obtener wi-fi.Mula

-Debí comprar un caballo en lugar de una mula.- Se lamentó el novato caballero. Habiendo comprado un paquete vacacional a la Europa medieval, le pareció divertido recorrer los caminos montado en una mula con conexión inalámbrica.

La mula ofrecía algunas ventajas. Por ejemplo es mucho más discreta que el caballo y los salteadores de caminos así como los guardias no se sienten interesados por alguien calvo montado en mula. También está el detalle de que montar un corcel implica cierta capacidad atlética, cosa que Alan (nombre real de Sir Vor Rico) nunca consideró necesaria.

Su paquete turístico había terminado hace dos semanas, el convoy de viajeros había partido de regreso al presente y él se había quedado en la edad media. Solo con algunas monedas, una armadura de segunda, un Ipad y su mula.

Lo único que necesitaba hacer era mantenerse en movimiento hasta encontrar una señal de wi-fi que le permitiera contactar con otro convoy de turistas para poder regresar a su época. De momento algo muy importante era conseguir alojamiento, según el GPS  a medio día de viaje estaba La Abeja Coja, una posada medieval en el cruce de los caminos que estaba calificada 4.5 estrellas. (A los turistas les encanta calificar los lugares. Incluso si es una posada del siglo IX cuyos dueños no podrán leer la reseña hasta dentro de dos mil años[1]).

Mientras se acercaba a la posada vio a dos caballeros hablando con una docena de aldeanos. Cuando estuvo lo suficientemente cerca como para escuchar. Uno de los posaderos lo señaló y dijo:

-El hombre de la mula tiene una espada.- Alan miró la espada de hoja corta que colgaba perezosamente de las ancas de su montura. Uno de los caballeros, el que contaba con la armadura más mellada y oxidada lo señaló y le dijo.

-¡Usted el de la mula! ¿Sabe usar esa espada?- El eco metálico del casco no lograba ocultar el miedo en la voz del hombre. Alan había recibido un curso de media hora sobre la técnica del uso de la espada. Y su única experiencia consistía en un asaltante enfermo de cólera que estaba armado con una daga rota.

Alan Asintió. –Me ha servido para defenderme Sir.- El otro caballero que llevaba la cruz católica en el pecho lucia mucho más valiente e inexperto. Con esa valentía de aquellos que no conocen el combate le dijo:

-Pues ahora ha sido reclutado para servir a la causa de la bondad y justicia ¿Señor?-

-Sir Vor Rico.- Complementó Alan. El caballero de voz temerosa lo miró con mayor curiosidad.

-¿Cuándo fue nombrado caballero? mi Sir.-

-Hace más de veinte años, entonces era más joven y no me había comido mi caballo.-  Era una mentira tan simple, creíble y patética que era difícil no tomarla por una verdad.

-Entonces nos acompañará. Anoche los hombres Jaquelados vinieron a la aldea y tomaron a las mujeres con ellos. Iremos al puente del acantilado con la bendición de nuestro señor Jesucristo y rescataremos a las hijas y esposas de estos hombres de las garras de Will Jaquel.- El joven con la cruz en el pecho lanzó el discurso entre las miradas de decepción de los aldeanos. Alan conocía en varios detalles el obscurantismo. Por ejemplo el derecho de pernada.

-¿Acaso no es derecho del señor de estas tierras, tomar a sus siervas?-

El caballero mellado suspiró mientras veía el camino hacia el acantilado. –Aquí en la abeja coja terminan las tierras del Jaquel. Mi señor me ha ordenado que tome a sus ejércitos y recupere el honor de su casa.-

-Y supongo que usted, el joven aspirante a cruzado, algunos aldeanos con garrotes y un caballero sin caballo somos los ejércitos de su señor ¿No es así?-

-Triunfaremos porque representamos el honor, la verdad y justicia de nuestro señor en los cielos.- Comentó el cruzado con optimismo en el rostro.

Alan se había equivocado en los cálculos. Los ejércitos del señor de Merino[2] consistían en un caballero cansado, un aspirante a cruzado, Laslo y un turista tratando de hacerse pasar por un caballero viejo y pobre.

Laslo era un aldeano con retraso mental y talla pequeña que venía armado con una guadaña oxidada. Su padre lo envió a la misión con la intención de tener una boca menos que alimentar.

Alan montaba su mula en silencio. Hasta que no encontrara señal wi-fi, debía conservar su coartada. Y en este momento se dirigía a una atalaya protegida para morir heroicamente en una causa perdida.

El caballero mellado le explicó que Will Jaquel tampoco era un señor adinerado, por lo tanto sus fuerzas militares también eran reducidas.  Solamente seis caballeros, una docena de lanzas y veinte arqueros. Los cuales probablemente estén dispuestos a regresar pacíficamente a la mayoría de las mujeres viejas con tal de no tener que alimentarlas.

La estrategia de la solución pacifica no duró mucho. Sibyl el joven aspirante a cruzado al ver la entrada de la atalaya abierta lo consideró una señal divina. Desenvaino su espada y cabalgo en una heroica carga de un solo hombre. Alan siguió el consejo del mellado y se pusieron las armaduras antes de cargar. Puesto que Laslo no tenía armadura, le permitieron usar el casco que Sibyl había olvidado durante sus cinco minutos de gloria.

La puerta de la atalaya permanecía abierta. Lo cual sirvió a los tres hombres para ingresar discretamente mientras el grueso de las fuerzas del Jaquel tomaba turnos para ensartar sus espadas en las partes no vitales de Sibyl.

El Ipad detectó la señal wi-fi adentro de la atalaya. Ser Vor Rico se escabullo buscando a otro contemporáneo suyo. Mientras tanto Mellado y Laslo habían fallado en las negociaciones y el combate comenzó.  Fue cuando Alan se tuvo que enfrentar al bien armado señor Jaquelado. En el momento donde las espadas chocaron, dos bocinas sonaron simultáneamente: Favor de no pelear con los otros turistas.

Alan y William (Verdadero Nombre de Will Jaquel) se detuvieron en silencio y comenzaron a reír. El no tener que hacerse daño mutuamente fue un descanso para ambos hombres. Ahora solo faltaba ver el resultado de la escaramuza y Alan podría regresar a su época.

Laslo se montó en la mula wi-fi. Aquella mula tenia capacidades para mantener a salvo a su jinete. Equipada con hocico lanzallamas y pezuñas de titanio. Laslo se había olvidado de rescatar a las mujeres, ahora estaba muy divertido siendo la muerte montada en mula. Mellado aprovechando el caos generado, se las arregló para completar la misión[3].

Will Jaquel había comprado un paquete vacacional de violación y saqueo. Con ayuda de su agente de viajes consiguieron un boleto para Alan, el cual en cuanto regresó a su época y evaluó con media estrella a la abeja coja. Se dedicó a ver el registro histórico de aquella escaramuza.

Lo único que encontró fue:

Laslo el atormentador: Salvaje campesino que una noche incendió la atalaya de Puente del Acantilado. El señor de Merino, ayudado solo con San Sibyl el Martir, sofocó su rebelión a los dos días y tomo posesión de la Atalaya, el Puente y el acantilado.

[1] La posada permanecía en el lugar en el año 3005 d.C. y los dueños seguían sin poner atención a las reseñas de internet.

[2] Así se llamaban las tierras que vacacionaba.

[3] Lamentablemente las heridas lo terminaron de matar a la mañana siguiente.

American film star and director Clint Eastwood in one of the westerns which made his name.   (Photo by Keystone/Getty Images)

Madurar.

¿Saben por qué la vida de los humanos es tan difícil? Comparten su existencia con otras tres formas de vida inteligente[1] y no lo saben. Es así de sencillo; Nacen, crecen, se reproducen y mueren. Jamás se dan cuenta de que comparten el planeta con otras formas de vida autoconscientes. Es un problema de falta de humildad, no están dispuestos a aceptar que hay una civilización secreta depositando su basura en el cajón de los calcetines.

La primera raza inteligente que habita la tierra es una bacteria súper evolucionada que gusta de vivir en los billetes de alta denominación. Cuando la comunidad bacteriana se ha vuelto muy numerosa saltan a un billete de menor denominación buscando un nuevo hogar.  Esta especie noble pero indiferente a los humanos es la principal responsable de la devaluación económica, puesto que los billetes habitados causan molestias en la piel de los humanos. Los cuales tienen la inminente necesidad de gastar el dinero lo antes posible.

Otra raza que un gran porcentaje de los humanos no detecta son los adolecedores. Esta especie vive en las ondas de audio y se alimentan de las hormonas adolecentes. Los jóvenes gustan de escuchar música francamente horrible y comportarse de manera rebelde, no porque sean unas bestias insensibles que solo buscan comodidad. Simplemente están siendo explotados por una raza hiper inteligente que los obliga a producir la mayor cantidad de hormonas posibles y escuchar la musica más en el catalogo[2].

Hay una variación de esta especie que a pesar de ser considerada más parasitaria que inteligente, que es necesaria tener en cuenta. Estos parásitos unidimensionales se alimentan de las ondas de inteligencia humana forzándolos al pensamiento monocromático y a la eliminación de células cerebrales por medio de alcohol para reducir su agonía. Se les puede reconocer por el comportamiento adolecente después de los 16 años, por su preferencia por los sonidos repetitivos enajenantes y llevar conversaciones como la siguiente[3]:

-¿Volviste a perder tu empleo?-

-¡Es que el pendejo que disque es mi jefe me dijo que disque estaba tomando y que me ajera!-

-Hueles a cerveza.-

-Es que ese wey es un gato, lo pusieron nomás pá estar jodiendo.-

-¡Podrías intentar conservar un trabajo!-

-¡Yo soy bien pinche banda alterada y ningún plebe me va a decir que hacer con mi vida!-

-Deja de decir idioteces, tenemos que pagar la renta.-

-Es tu pedo, yo me voy a chacalear con unas viejas.-

Existen algunas víctimas tan contaminadas que lo mejor es sacrificarlas.

Tambien hay una raza de gigantes capitalistas heptadimencionales que ha descubierto que pueden esconder sus residuos peligrosos en nuestra dimensión. Generalmente como pelusa de ombligo y grasa detrás de las orejas.

En todo caso los humanos están limitados en su evolución hasta que aprendan a convivir con aquellas especies que no viven en el mismo plano dimensional que ellos.

¿Qué otras formas de vida conocen?

[1] Los delfines no cuentan. A pesar de ser sádicos, lujuriosos, irresponsables y escribir mejor poesía. No pueden enlistar cinco números primos. Aunque para ser justos muchos humanos tampoco pueden.

[2] Si en el 2009 escuchabas The Mars Volta, Dragonforce u algo similar a todo volumen. Le debes una disculpa a tu madre.

[3] Dejemos claro que yo no tengo nada en contra de la música de banda (excepto porque la idea de la vida rural me resulta repulsiva). Los infectados por este parásito pueden tener cualquier gusto musical.  Por otro lado el uso de la palabra “disque” es algo depravado solo utilizado por aquellos que rechazan una verdad solo porque no les conviene.

No voy a publicar nada desde el otro mundo.

$17.25

Ismael vio el punto rojo en su camisa blanca. La mancha se expandía a través del bolsillo izquierdo con un centro de color tinto obscuro, mientras que los progresivos bordes rosados de la mácula  permanecían alejándose de la diminuta herida. Miró a su alrededor. Había por lo menos medio kilómetro de agua hasta la orilla más cercana del lago y desde allí había que conducir por lo menos 20 minutos para obtener los primeros auxilios. Su camisa, ahora tinta con algunas secciones blancas emitía aquel aroma a óxido de hierro característico de la sangre fresca. El pescador intentó murmurar algo mientras su cuerpo se desplomaba hacia el agua. Y murió.

En una habitación sin decoración un servidor digital negro emite un pequeño zumbido. A diferencia de otras piezas informáticas, carece de monitor y teclado. Solamente sobresalen dos cables de la pieza de maquinaria, uno está relacionado a la corriente eléctrica y el otro es una conexión de fibra óptica que le permite segar vidas de manera aleatoria.

Los forenses analizaban el cuerpo del chofer, las otras cincuenta y seis víctimas del accidente murieron en el traslado al hospital. La causa del evento no les era desconocida a los médicos, el autobús había perdido el control cuando el conductor murió. El problema residía en que no podían explicar el corte quirúrgico en el corazón de aquel hombre.

En las redes sociales comenzaba a circular una broma de mal gusto, recomendar una aplicación llamada sencillamente Kill somebody la aplicación que costaba $17.25 solo consistía en un botón rojo en la pantalla táctil, que al ser presionado agotaba inmediatamente la batería del smartphone en cuestión.

En discreta complicidad, médicos y policías del mundo sentían pánico por las inexplicables muertes por corte quirúrgico en el corazón. No se podía esconder por mucho tiempo el problema ¡había un asesino serial con muchos recursos! Sabían que no eran pruebas de un arma nueva, las muertes sucedían en todo el mundo y sin control alguno. Tampoco era una asociación terrorista, parte del terrorismo era hacer notar que tú eres aterrador.

En algún lugar del mundo Silvia conectó su teléfono al cargador y abrió la aplicación. Presionó el botón rojo, la batería se agotó, el cargador mantuvo el teléfono encendido y apareció una imagen.

En Filadelfia, Sid sintió un ligero tirón del pecho. Notó el punto rojo que se expandía sobre su jersey de los Lakers. Un chico en su calle había muerto de manera similar hace cuatro días, todos creían que había sido apuñalado por un profesional. Se llevó la mano a la herida y la mancha de sangre  se expandió rápidamente.

Silvia vio la fotografía del basquetbolista al momento de su muerte, una línea roja marcaba el lugar de la herida. Silvia sostenía su teléfono mientras su cerebro hacia conclusiones a toda velocidad. La herida misteriosa que mataba personas sin conexión alguna. Que el teléfono se apagara justo antes de mostrar la víctima. La promesa de matar a alguien al azar.

No podía ser la primera en haberse dado cuenta, alguien más debió usar la aplicación con el teléfono cargandose. Entonces lo entendió: Si matabas alguien al azar sin esfuerzo alguno ¿Cómo podían acusarte de matar a alguien? No había manera de saber quién estaba matando a quien.

El servidor emitió otro zumbido, creó un juego de coordenadas aleatorio, un robot microscópico inhumó al ser humano más cercano a la locación geográfica solicitada, tomó una fotografía y la envió al servidor. Otro teléfono se quedó sin batería.

Silvia se puso las pantuflas, apagó la televisión, conectó el teléfono a la electricidad y se recostó cómodamente en su cama. Al igual que los muchos otros conocedores del secreto, Silvia comenzó a matar gente aleatoriamente sin el menor remordimiento. Sin el menor esfuerzo. Sin el menor motivo.

Lo hacía simplemente porque podía hacerlo. Y no podían detenerla.

Apareció una mancha roja en el blusón de su pijama.

Buscando

¿Saben por qué me llamo herreiere?

1 Resulta que hace dos años visité el planeta natal de mi ancestro Pico[1], así que aterrice en un bosque y me dormí debajo de un eucalipto.

2 Cuando desperté vi que un cerdo salvaje se estaba robando mi nave así que fui y le mordí la oreja. Empezamos a luchar y yo iba ganando hasta que el cerdo salvaje se reveló como el gran jabalí sagrado[2]. Y me dijo:

3 – Por cuanto has enfrentado a tu Dios, de ahora en adelante serás llamado herreiere.-

4 Que significa muerde las orejas de Dios a la sombra del árbol.

5 Y su sagrada pezuña tocó mi boca y dijo:

6 – Puesto que tu boca ha mordido a tu Dios, esta solo servirá para morder.-

7 Y me quedé mudo.

8 Desde aquel día el árbol se secó y no he podido usar mi voz para contar una historia.

Pueden aprender más sobre los cerdos venusianos aquí. Cabe mencionar que de todas maneras me quedé varado en la tierra.

[1] El cual por cierto no nacerá hasta mucho tiempo después de que tú leyeras esto.

[2] El dios de todos los cerdos inteligentes.