collar

Deidades binarias (parte III)

En su vida había sido más atractiva. La gente del canal le había maquillado el cuerpo completo, le arreglaron el cabello y le habían facilitado un bikini negro de dos piezas. Ganar $10,000, comprar un departamento y demostrar que no necesita al banco ni viajar a ningún asteroide. Era un día especial.

Salió a los reflectores, se concentro en sonreír mientras el presentador animaba al público.

—¡Hola preciosa! ¿Cómo te llamas cariño?— Preguntó el presentador con tono optimista.

—Sofía— Sonrió y saludó a la cámara, a las chicas coquetas les tocan pruebas más fáciles.

—¿Y desde donde nos visitas?—

—Tampico— El calor de los reflectores le quemaba el rostro, pero la espalda estaba congelada. Se preguntó si siempre seria así en tv.

—¡Vienes del trópico mexicano! ¿Le regalarías una vuelta a nuestro público?—

Era la primera vez que Sofía utilizaba tan poca ropa, en ese momento deseó que no le hubieran cortado el pelo a la altura del mentón, mientras giraba sobre sus talones hizo un esfuerzo para conservar la sonrisa a pesar de sentirse tan vulnerable.

—¡Muy bien Sofí! ¿Te puedo decir sofí?— Apenas asintió. —Antes de comenzar déjame ponerte este regalo de los patrocinadores.—Le colocó una tira de plástico negro en el cuello, al contacto la pieza se encogió hasta tomar la forma exacta de su cuello, ni una decima de milímetro más amplia. —Es un collar de control DURSEX. “DURSEX Lo mejor en pre-necrofilia.”— Un parte de su subconsciente le hizo notar la relación entre ese collar y el corte de pelo que había recibido.— La prueba del día de hoy es muy sencilla, te vamos a introducir en aquel péndulo de cristal, por cada oscilación que haga el péndulo, tu recibirás una descarga eléctrica mayor.— Sofía levantó la vista, el aparato colgaba a tres metros de su cabeza.

—De cristal transparente para no desperdiciar el bikini nuevo.— Dijo la voz en su cabeza.

—¿Ya conoces Neo-Fer?— El conductor del programa había dicho algo importante mientras miraba el péndulo.— Neo-Fer es nuestra estrella invitada el día de hoy, y mientras tu estés en ese péndulo, el contestará mis preguntas, por cada acierto tú ganarás $10,000. —Cuando ya no aguantes la descarga, solo grita: ¡DURSEX!—

Diez mil era todo lo que Sofía necesitaba, le ofrecieron el departamento al uno por ciento de su valor creyendo que no conseguiría el capital, si compraba el departamento al contado no habría deuda, sin duda habría libertad y con libertad podría quedarse en la tierra para siempre.

El péndulo estaba frio al contacto, pero aún no había comenzado la prueba cuando el calor era sofocante, la habían sujetado de las muñecas y los talones, completamente estiradas sus extremidades, el aparato de tortura comenzó a oscilar y notó que una cámara la seguía enfocada en su rostro.—Más bien en tus pechos.— Le gritó su subconsciente.

El plan era sonreír mientras permanecía en el péndulo, resultó imposible cuando la electricidad comenzó a atravesar su cuerpo, perdió la cuenta después de la tercera oscilación, su estomago quería devolver y el dolor le impedía recordar la palabra de seguridad.

El péndulo se detuvo y la descarga cesó.

—Fantástico Neo-Fer, has contestado correctamente las diez preguntas sin fallar ni una sola, eso deja a Sofí con $100,000.— El subconsciente guardaba silencio, tal vez había muerto electrocutado, o muy posiblemente desconfiara de la buena noticia.— Muy bien Neo-Fer ¿Quieres contestar una última pregunta por el doble o nada?—

El rapero asintió lleno de confianza. Eso molestó al subconsciente.

—¿Cual es la densidad del benceno a 35°C—

—¿Qué?—

Sabiéndose en lo correcto el subconsciente le hizo notar que se había orinado adentro del péndulo.

—Lo sentimos Sofí, pero hoy no te vas con las manos vacías, te llevas este kit de regalos cortesía de DURSEX “DURSEX Lo mejor en pre-necrofilia.”—

Sofía abandonó el estudio en silencio, una cámara le estaba enfocando el trasero, pero repentinamente ya no paresia tan humillante.

Deidades binarias (parte II)

Dolor de cabeza, cuando Ramón cumplió los dieciocho el banco le prestó $4000, comenzaron con una cubeta de cerveza y al final compartieron una botella de alcohol esterilizante. No se sentía así desde aquella vez.
Abrió los ojos, una lámina en la frente extendió el dolor hasta torturar sus encías, la lengua seca estaba paralizada y las extremidades no respondían.
Se había bebido su préstamo sólo, el más joven del vecindario, todos sus amigos habían tomado el ticket a las colonias en el asteroide, la noble tradición de emborracharse a costa del banco y huir al espacio se había acabado con él.
Después de un esfuerzo de concentración heroico giró la cabeza, no estaba en casa, la habitación se parecía mucho al edificio de su madre, pero algo era diferente, había un desorden pero estaba limpio, en su departamento no había suficientes cosas como para crear un desorden, pero todo estaba lleno de polvo y basura.
—Un lugar opuesto al hogar.— Pensó Elisai con desagrado, al adolescente nunca le importó la limpieza hasta que amaneció encadenado y con resaca, compartiendo celda con una deidad digital.

Imagen cortesia de Patrik Cons

Deidades Binarias (parte I)

Sergio abrió el buzón aunque el edificio estaba abandonado el mantenía el registro de por lo menos cuatro personas habitando. Hacía años que la ciudad estaba semivacía, la mayoría de los habitantes abordó  las naves rumbo al cinturón de asteroides, las estadísticas más optimistas aseguran que un 25% de los pasajeros sobrevive, aún así miles de personas solicitan su ticket con la esperanza de una vida mejor y el perdón de sus deudas.

—El correo de este mes dice que tengo pre-aprobado un préstamo por 5000 dólares, fabricar esta publicidad les cuesta $3000.— El hombre hablaba al vacio, le deprimía saber que algún pobre diablo aceptaría la limosna que ofrecía la tarjeta digital terminaría pagando con creces toda la publicidad. —Costo anual total del 72,403% la más baja del mercado…— Susurro Sergio.

Desarmador en mano desmanteló los cuatro folletos publicitarios y retiró los componentes electrónicos, pronto terminaría la biblioteca y podría abandonar este mundo tranquilo. —Solo me falta el bibliotecario, no importa que no sepa de libros, o que no quiera hacerlo, ya casi he transcrito todos los textos sagrados a digital y cuando el señor de la noche se haya actualizado podremos enviarlo incluso a las colonias del cinturón de asteroides—

Cuatro cuadras más abajo el joven Elisai recién cumplía los dieciocho, le acababa de llegar su confirmación de mayoría de edad junto con la primera publicidad del banco, $3800 dólares para su juerga de cumpleaños y luego por el ticket a las minas del cinturón.

American film star and director Clint Eastwood in one of the westerns which made his name.   (Photo by Keystone/Getty Images)

20 Microrelatos horribles.

  1. Cuando llegó, la rana estaba cubierta de oro.
  2. Son doscientas almas que no conocerán el honor de la derrota.
  3. En cuanto vi su sonrisa supe que sería la mejor relación de mi vida y que acabaría en un fracaso.
  4. Doscientos centímetros cúbicos de motor, impulsado por ardillas rabiosas.
  5. La ley marciana impide que interroguemos al perro.
  6. Afortunadamente la ciencia demostró que la arañas de veinte metros son una imposibilidad, por lo tanto catalogaremos a este animal como una nueva especie.
  7. Diseñé una motosierra con sentimientos: siente empatía por los arboles.
  8. El rey ordenó que le cortaran los brazos al abrazador real.
  9. La mujer de cera se fundió al calor de la mirada.
  10. La espada cantarina ahora reproduce mp3.
  11. Coloqué la misma estatua obstruyendo la visión de todas las ventanas, el sentido de la orientación es lo primero que se pierde en esta prisión.
  12. Fue necesario inyectarle el antibiótico en las axilas.
  13. Después de reprobar las pruebas de aptitudes, se me catalogó mujer de segunda clase, las opciones son pocas: maniquí humano o prostituta.
  14. Coloqué la mente de un gato en el robot, sabemos que es cien por ciento operacional pero el animal se niega a hacer algo en horas laborables.
  15. El cargamento de productos para supermercado se extravió mientras atravesaba la nube de Ôort, sabemos que algunos de los artículos naufragaron en planetas primitivos donde fueron la causa de algunos cultos cargo.
  16. Si la critica supiera que están alabando los poemas de un humano en lugar de un robot, cometerían suicidio.
  17. A nadie sorprendió que las cucarachas se adaptaran a las condiciones marcianas.
  18. Existen numerosos precedentes de agresiones sexuales perpetradas por ropas inteligente.
  19. Modifiqué genéticamente las sandias para que crezcan en arboles altos, las jirafas nunca habían sido tan felices.
  20. ¿Se ha considerado la posibilidad de un universo alterno exactamente igual al nuestro?

¿Algún microrelato favorito?

f2KTKjr

Juegos Fantasmales

Can’t3rv11e presume de tener cuarenta hectáreas para poder embrujar, yo solo tengo un departamento de cincuenta metros cuadrados y tres ambientes, pero la conexión es tan buena que jamás he tenido lag.

Anteriormente yo embrujaba este apartamento, hasta que llegó el ultimo inquilino con su pc y un contrato de internet de fibra óptica. Es sorprendente el internet; a través de la computadora nadie sabe que moriste hace treinta años, pero eso no es lo mejor; si escribes las palabras correctas en el buscador puedes encontrar a otros fantasmas.

Estadísticamente en la actualidad el 80% de los fantasmas tenemos acceso a internet, y por lo menos el 90% de los muertos en línea jugamos Light Body’s, allí fue donde conocí a Can’t3rv11e, es un fantasma británico y mi archi-némesis en esta aventura épica medieval. Este juego creado por un programador muerto conocido como pAzcal, se ha alojado en la red y no ha dejado de crecer desde el 2018.

La comunidad de Light Body´s es de lo mejor, el año pasado reunimos $40,000 dólares para las víctimas del terremoto en Nepal, una gran suma considerando que todos estamos muertos, ya saben: trabajos temporales online, fiverr y uno que otro fraude.

Actualmente estoy atrapado en nivel conocido como el laberinto, a diferencia de otras áreas del juego, en este mapa el cielo y el suelo siempre son negros y las paredes del laberinto son azul eléctrico, sabemos dónde está la salida, pero la llave la tiene el caballero amarillo:

Este podría tratarse del Boss más extraño de todo el juego, tiene un HP muy bajo y generalmente huye de los jugadores, pero si en el laberinto encuentra una antorcha; automáticamente se vuelve invulnerable por algunos segundos, cuando eso sucede todos los jugadores debemos huir de él.

El único motivo por el que sigo jugando esto es para derrotar al caballero amarillo, Can’t3rv11e dice que una vez que lo derrotas y sales del laberinto puedes enfrentarte al creador del juego: pAzcal un enigmático ente programador con acceso a servidores y almacenamiento en la nube, no saben cómo lo envidio.

Hoy hemos decidido trabajar en equipo, Can’t3rv11e, Pinky, B3nn7 y yo hemos dado persecución al caballero amarillo, ha agotado sus antorchas y lo tenemos rodeado. Ya no puedo contar más, ha habido un corto en la electricidad y el inquilino se ha levantado de su cama. Para mi el juego ya se ha acabado, la muerte puede ser tan injusta…

Free-Ship-19cm-High-Quality-Kids-font-b-Pink-b-font-Little-Horse-font-b-Plush

La gran aventura del pequeño unicornio rosa II

Para leer la primera parte da click aquí

Creo que la parte que más me gusta de matar a alguien es cuando el cuerpo cede, hay una sensación inmérita de triunfo cuando la piel y los órganos ceden a la presión y permiten al cuchillo continuar con su viaje. Hay otras maneras de obtener esa sensación de finalización, por ejemplo: cuando exprimes una espinilla, en el momento en el que la piel cede y la masilla de grasa blanca comienza a salir se obtiene una pequeña dosis del sentimiento que obtienes cuando matas a alguien. Tal vez sea un símil inadecuado, pero expresa con sinceridad el sentimiento de satisfacción que obtengo cuando finalmente mato a alguien.

No siempre utilizo el cuchillo, generalmente a disposición hay una serie de objetos punzocortantes que me permiten obtener la sensación de gozo sin perder la cualidad artística. El otro día conseguí un gancho para carne. El aparato es rudimentario trazando lo primitivo, la punta del gancho es roma y fue diseñado para carne que no opusiera resistencia, estas situaciones le dan nuevos matices al trabajo artístico y me dan satisfacciones secretas.

Para finalizar mi trabajo artístico debo colocar el unicornio rosa en un lugar donde sea visible desde todos los ángulos, no solo debe ser visible también debe agregar ese contenido artístico que me separa de cualquier depravado. Mi modelo de esta noche se llama Rogelio, al parecer de dedicaba a instalar televisión de paga, mientras su cuerpo cuelga del ventilador de techo algún componente interno de du cráneo cede a la presión y el gancho de carne  se hunde abruptamente en las entrañas profundas del cerebro, gracias a Dios todavía estaba aquí cuando sucedió, esto es lo que yo llamo una satisfacción secreta.

Originalmente planeaba colocar el cuerpo desnudo colgando, pero el uniforme caqui manchado de sangre y oxido le da un nuevo contexto a la imagen, no es solo la vulnerabilidad mundana que garantiza la desnudez, el uniforme nos recuerda que él era un ciudadano promedio, probablemente clase media – baja, sin enemigos considerables y con una familia dependiente de él. Míralo ahora: Cuelga de un ventilador de techo mientras un gacho para carne incrustado en su cuenca ocular lo mantiene tenso en el aire. Podría haberle pasado a cualquiera, pero no te pasó a ti, ¿acaso no es eso para alegrarse?

Al final el unicornio quedó pegado a la frente de Rogelio, fue necesario pegamento epóxico pero el resultado es sublime, visible desde todos los ángulos de la habitación, recuerda ligeramente a aquellos cuadros donde un hermoso ejemplar equino observa desde un acantilado, una burda interpretación de lo que encontramos bellos y lo que realmente lo es.

Ahora hay que abandonar tu pieza,  se podría decir que esa es la parte más importante del Arte: Permitir que alguien más vea el resultado de tu obra. Mañana podré volver a verla, algún fotógrafo encontrará los mejores ángulos posibles y algún palurdo inventará algún título casi gracioso para la nota. Supongo que eso será lo más cerca que estaré de tener críticos.

Free-Ship-19cm-High-Quality-Kids-font-b-Pink-b-font-Little-Horse-font-b-Plush

La gran aventura del pequeño unicornio rosa.

Alguna vez leí a un artista decir que la musa lo acarició durante un sueño. Yo no fui acariciado por ninguna musa, podríamos decir que el termino correcto es: Me dio una patada en las bolas. Todo comenzó cuando vi a aquel párvulo, el mocoso con bermudas verdes, tenis rojos, playera del hombre araña y una horrible infección cutánea vagaba por el supermercado sin supervisión alguna.  Desde mi carrito de compra pude ver como se quitaba una curita del brazo y la remojaba en la barra de ensaladas. Yo nunca compro verduras en el súper, pero las nauseas de saber que alguien había podría comerse una de aquellas uvas remojadas con herida de niño sucio me revolvió el estomago y me inclinó al arte.

Durante varias semanas supe que quería hacer arte, era una necesidad primitiva que deseaba salir, pero yo desconocía como expresar las emociones que habitaban mi ser, necesitaba expectorarlo de alguna manera.

Lu supe cuando vi aquella juguetería; la tienda se dedicaba a importar juguetes de segunda categoría desde China, en una caja había pequeños unicornios rosas, estaban descoloridos, maltratados y me vendieron 25 por solo $20.

Los dejaría ocultos en los cuerpos de mis victimas, a fin de cuentas el homicidio es la mejor manera de expectorar un sentimiento.

Free-Ship-19cm-High-Quality-Kids-font-b-Pink-b-font-Little-Horse-font-b-Plush

 

Nota del cerdo:

El resto del cuento se publicará el próximo jueves, a menos de que todos ustedes decidan que no quieren saber el final y me lo informen en los comentarios.

25595234361_c02c3367a1_b

Clavar un Gallo

Sentado en una banca metálica Javier miraba la estatua, el artista había creado con bronce una sensual figura patriótica que sostenía un estandarte con mirada al vacío. Beatriz Hernández madre fundadora de la actual ciudad de Guadalajara había nacido cientos de años antes que su admirador y amante, inmortalizada por clavar un gallo al suelo y marcar el sitio donde se crearía la metrópoli, su escultura en bronce seducía interminablemente al joven inventor.

La vio en carne y hueso. Vistiendo ropas modernas, la reencarnación de la peregrina  avanzaba a través de la Plaza Fundadores con un excitante contoneo de caderas dirigiéndose hasta el joven inventor. —Javier Gómez, mi señor desea hablar con usted.— La mujer olía a perfume; una mezcla de  naranja con maderas finas, Javier no sabía que decir o qué hacer, la reencarnación de su amor platónico redujo la distancia entre ambos, su busto estaba a escasos centímetros de su rostro y podía sentir su respiración en la piel. —El señor Demara no es un hombre paciente.—

No lo era, Lord Demara poseía un despacho semi-iluminado con muebles viejos de la categoría: “Se hacen más costosos cada año” el sillón tapizado en piel de jabalí  rechinó en cuanto Javier tomó asiento, si un presidente o un millonario se sentara en su lugar seguramente el mueble sería totalmente silencioso, pero era como si el mobiliario fuera consiente de la condición económica del trasero de Javier.

—Me ha encantado el resultado de su último invento señor Gómez, es una lástima que no funcionara como esperaba. Dígame: ¿Los genitales geodésicos eran parte del plan o solo un efecto secundario?—

El último invento no salió bien, un rayo que convertía a los blancos en negros y a los negros en más negros, durante un discurso Donald Trump se había convertido en negro y lo aprovechó a la perfección. Después del impacto inicial continuó con su discurso:

—Se los dije, la gente me pregunta: ¡Hey Donald como vas demostrarles a los americanos que no eres racista? Y les dije: ¡Tengo un plan! Es el mejor plan para demostrar que no soy racista. ¿Lo ven? Ahora soy negro, el mejor negro de todos, porque antes era un blanco, además soy rico y hago quedar bien a todos los negros. Podría volver a ser blanco si quiera pero quiero demostrar que los negros también pueden ser hombres Ricos e importantes como yo. ¡Haremos a América grande de nuevo! ¡Haré a los negros grandes! ¡Demostraré que un negro puede tener armas y no ir a la cárcel! ¡Haremos a América grande de nuevo!—

El plan salió mal, no hay mucho que se pudiera hacer al respecto, además el efecto del pene geodésico tampoco fue buena ideal, los medios no hablan de otra cosa y definitivamente Trump ganará las elecciones.

—Usted tiene gran talento pero poca dirección, yo puedo explicarle como derribar al necio, puedo darle las instrucciones necesarias, y a cambio nos libraremos eternamente del mal en la tierra.— Javier notó el símbolo del anillo: El compás y el estilete de los masones. ¿Siempre trabajarían de esa manera?

—¿Ha visto los caballeros de zodiaco mientras era niño? ¿O siempre ha dedicado su tiempo a ver la estatua de mujer muerta? ¡Quiero robots gigantes con alusiones griegas! Grecia resurgirá de las cenizas para transformarse en la próxima potencia mundial! Nosotros le ayudaremos y a cambio la tendrá a ella ¿Todavía puede recordar su olor a caoba y naranjas? Además me ayudará a eliminar el mal de tierra.

Gómez aceptó, el taller y los obreros necesarios estaban Grecia. El inventor era feliz con Beatriz a su lado, y cuando la guerra acabara con la humanidad, los alienígenas que reencarnaron a la mujer podrían Clavar su Gallo en la tierra.

Nota del Cerdo:

Gracias a las personas de las redes sociales que aportaron sus ideas para crear este cuento. No olviden seguirnos en Facebook y Twitter para participar en nuestras dinámicas.

25595234361_c02c3367a1_b
Me robé la foto del señor Eduardo López visiten su blog, ojalá no me demande.
Republicanlogo.svg

¡Adivina el próximo comentario de Trump!

¿Tienes dudas sobre cuál será el próximo comentario estúpido del candidato republicano? ¿Quieres predecirlo con semanas de anticipación e impresionar a tus amigos? ¿Estás aburrido en la oficina y quieres perder algunos minutos?

Proximo comentario.

Yo sé que este no es el texto que estaban esperando, los lectores del blog me han pedido un cuento que incluya un Trump negro, un sujeto enamorado la estatua de Beatriz Hernández, genitales geodésicos, extraterrestres, conspiraciones masónicas, un villano inmisericorde y los caballeros del zodiaco.[1]

Pero antes quería decirles que nos estamos volviendo más descabellados que Trump, si, el sujeto no ha dejado de hacer comentarios inadecuados que llaman la atención del blanco pobre e iletrado. Pero también nosotros estamos compartiendo supuestas citas: modificadas o totalmente falsas que consideramos ciertas solo porque se trata de él.

¿Qué es lo peor que puede pasar?

Pues que los blancos pobres tomen esas citas falsas como ciertas y aumente su apoyo, la peor parte es que no tiene por qué responder por esos comentarios imaginarios, créanme: Lo único peor que Trump son la gente que lo apoya con la esperanza de que cumpla todas sus promesas.

[1] Y después de complacerlos no faltará la persona que diga que soy un autor surrealista o algo por el estilo.

PILDORAS

La verdad del caso Cuevas Valdemar

Mucho se ha hablado en las últimas semanas sobre el caso de suicidio sugestivo del seños Eustacio Cuevas Valdemar, las publicaciones de poca monta así como los espacios de internet han abusado de la noticia hasta desviarla completamente del tema principal.

Como amigo personal del fallecido, he tratado de mantenerme al margen de la noticia, ingenuamente esto en lugar de ayudar a la familia y amistades del señor Cuevas, ha facilitado que los medios deformen el ya sobre explotado tema.

Anhelo personalmente que el siguiente texto arroje la luz necesaria sobre el tema y permita que todos nosotros podamos descansar.

Conocí al señor Eustacio a la sazón de hace diez años durante un viaje en tren ligero, el hombre se dedicaba a la medicina alternativa, especializándose en Herbolaria Placebológica, Mineralogía Astral y El yoga magnético.  Durante nuestra primera conversación me comentó sobre su investigación en los campos “postcientificos” los cuales avanzaban a velocidades incontrolables en comparación a las ciencias tradicionales.

En aquel entonces yo padecía de un humillante caso de diarrea y tos el cual dificultaba gravemente mi desarrollo social y personal, después de escuchar pacientemente sus explicaciones decidí tomar su consejo y mentalizar que algunas de hierbas que crecían en mi patio trasero contaban con los complementos químicos que mi cuerpo requería para sanarme. La intoxicación posterior me dejó varias semanas en cama, pero nuestra amistad se fortaleció con las semanas internados juntos en el mismo hospital psiquiátrico y nos dieron de alta el mismo día.

Evitaré comentar más detalles sobre nuestra juventud, con la intención de centrarme en el tema que los medios no pueden abandonar:

Durante las semanas previas a su muerte, el señor Eustacio había invertido sus ahorros en un proyecto de Homeopatía Astrológica, cual no dio ningún resultado. Más de uno de sus proyectos había fracasado previamente, pero al parecer el daño económico de este ultimo error había dejado severamente dañado la psique de mi amigo.

De tal manera que el Dieciocho de abril del año dos mil dieciocho Eustacio decidió suicidarse, consumió cincuenta y tres pastillas de medicamento homeopático diverso, con la intención de terminar con su vida. Los cuerpos forenses aseguran que no había suficiente concentración de ninguna substancia como para matarlo, algunos suponen alguna pastilla atorada en la garganta de mi amigo, y más de un medio de poca seriedad asegurará envenenamiento por medicamento.

La verdad es mucho más sencilla, su propia sugestión procuró un efecto placebo que lo relajó hasta su muerte…

PILDORAS Para reducir costos las pastillas estaban huecas.