Animales del Gimnasio.

Todo comenzó hace un par de meses. Tengo un amigo llamado Fernando, al que llevaba casi un año sin ver. Quedamos de vernos en un gimnasio que el frecuenta, y fue una situación incómoda.  Aunque tuvo la cortesía de ser muy sutil, era obvio que mientras que él poseía un cuerpo atlético, yo había subido 10 kilos desde la última vez.

No estoy seguro como se me convenció. (Si lo estoy pero no les voy a contar nada.) Pero esa misma noche estaba corriendo en una caminadora. Siempre atento este cerdito venusiano no tardó en notar que los gimnasios son un ecosistema cerrado con sus propias cadenas tróficas y un equilibrio sensible.

Antes de comenzar, una atractiva paloma que vestía el fosforescente uniforme del gimnasio. Me explicó las reglas del establecimiento. Me habló sobre la higiene y el código de vestimenta. (Por qué en este lugar la vestimenta reveladora puede atraer a un depredador.)Es necesario seguir estas reglas porque en el gimnasio hay algunas liebrecillas de 15 años, que con sus cuerpos esbeltos y metabolismos de adolecente pueden hacer sentir mal a las mamás gallina que tratan de lucir un poco mas apetecibles.

También comentó sobre la importancia de ser amables y tratar de hacer amigos. Afortunadamente yo ya tenía un colega adentro.Mi amigo ya tiene dos años visitando un gimnasio y es bastante popular. Se pasea cual semental azabache entre los aparatos, mientras algunas nutrias, liebres y gacelas tratan de llamar su atención.

El lugar fue diseñado para ser motivadoramente irreal. En una pared escrito con letras moradas de 50 centímetros de alto dice: “Úsalo o Piérdelo.” Obviamente hablan de tu dinero, porque una vez pagada tu subscrición no hay manera de decidir que eres más feliz riendo y robusteciendo en el sillón de tu casa. Las pantallas se dividen entre la transmisión de partidos de soccer donde juegan equipos de países que no logro encontrar en un mapa y los programas policiacos sin audio ni subtítulos. Todo esto ayudado por una pared de vidrio que permite que las estudiantes de una escuela de administración de empresas y contaduría, tengan el placer de ver el humorístico y triste espectáculo que representa un cerdo sudando.

En mis primeros días, un caimán de piel escamosa y rostro sarcástico-agresivo me asigna una serie de ejercicios que me ayudarán a lograr mis objetivos físicos. Se supone que los cerditos venusianos nos dedicamos a engordar, escribir y ser felices. Nadie me habló jamás de necesitar objetivos físicos.

El cerdo no es tonto y se da cuenta de que no recibe el mismo trato que otros especímenes. Las aves mantienen su distancia, las gacelas no le dan la espalda y los tigres le enseñan sus dientes. Así que dedica los espacios entre ejercicios a buscar los diferentes estratos del ecosistema. Un buen día mi equino amigo me saluda en la caminadora y me pregunta si no quiero entrenar con él.

La siguiente sesión se transforma en una tortura constante que no me permite encontrar paz ni movilidad en mi porcino cuerpo. Cada sesión que termina, intento lavarme la cara. Solo para darme cuenta que alguna parte de mi ser está demasiado entumida como para lavarme la cara sin recurrir a una pose ridícula.

Me consta que hago ejercicio. Y verme es un espectáculo deprimente, esa mancha obscura en mi ropa que comienza en mi cuello y termina en mi ombligo es evidencia de mala condición. Pero aun así comienzo a entender las diferencias del trato: Conforme el fitness se hace una moda, existe una serie de especies parasitarias que utilizan el ecosistema con fines publicitarios.

Ya sean algunos changos adictos al celular o alpacas orgullosas que pasan más tiempo fotografiándose que ejercitando. Estos ejemplares erosionan el ecosistema y lo hacen menos apto para los animales que se encuentran en la cadena trófica. Al parecer dos meses de tortura han demostrado que puedo incrementar la variedad de la fauna del gimnasio, sin poner en riesgo el equilibrio ecológico.

Con el tiempo el cerdo logra crear algunas relaciones con otros miembros del hábitat. Por ejemplo hay un rinoceronte que me saluda con una pesada palmada en la espalda, una paloma que me saluda desde una distancia prudente, un pavo real con aspiraciones a ligarse una gacela, mi equino ex compañero de escuela y una zorra roja acompañada de su hija de 16 años[1]. Todos ellos son parte de un ecosistema real. Reunidos por diferentes razones en un espacio de 800 metros cuadrados pintado de color naranja.

Cada uno de ellos me resulta cómico e intrigante a la vez. Paloma se licenció en ciencias del deporte y trabaja en el local mientras consigue un puesto en una escuela. Rinoceronte se está quedando ciego pero le gusta estar en forma. Caballo negro necesita rehacer su vida. Zorra roja tiene dos objetivos: Encontrar a un espécimen que le pueda cambiar el automóvil cada dos años y encontrar uno similar para su hija. Pavo (mirrey de nacimiento) tiene inseguridades y quiere ligarse a todas las gacelas.

Hay otros animales en el Gym. Ratas de laboratorio, gusanos de biblioteca, pulpos de oficina, cabras legisladoras, hipopótamos de pastelería y cerdos que se dedican al transporte público. (Qué por cierto son una especie sumamente incompatible a la mía.)

Gracias a todo esto aún no me arrepiento de participar en estas sesiones de tortura colectiva. Además he sacado del armario algunos pantalones que usaba en la preparatoria y ciertos ejemplares ya me consideran una presa viable…

[1] Igual de zorra que su madre.

Así de patético luce un cerdo en una caminadora.

Así de patético luce un cerdo en una caminadora.

Cabra para presidente (2040)

Alexandro Monsters no podía estar más enojado. No solo estaba enojado, también estaba orgulloso. Estaba plenamente indeciso, sabiendo que a pesar de aquel error; Él era el mejor gestor publicitario de la galaxia. La metida de pata de aquel becario idiota había demostrado que su estrategia era infalible, tal vez necesitara cambios el próximo periodo electoral pero esta noche solo cabía una confusa celebración.

Es más, lo justo era pedir un bono o un aumento. Se merecía descansar el próximo año en una playa del Mediterráneo.

Todo comenzó hace dos años. Monsters fue contratado para hacer ganar al Partido Renovación Gubernamental. Así que comenzó eligiendo al candidato más apto para una campaña. La decisión era mucho más difícil ahora con una tierra unificada. Cuando las naciones eran independientes se elegía a un candidato que cumpliera con los estándares estéticos de la población a controlar. Por ejemplo: Un hombre lo más europeo posible si se deseaba obtener el voto de los habitantes urbanos. Un sujeto con sombrero y pelo facial para las zonas rurales. Ahora debía elegir alguien que resultara atractivo para la mayoría de la población mundial.

Una vez elegido el candidato, su administración comenzó a recibir premios. Muchos de los reconocimientos que ganó fueron creados exclusivamente para la publicidad del candidato y cuando termine el periodo publicitario  simplemente serán desechados.

Los noticiaros le dedican por lo menos una nota al día, muchas son irrelevantes. Pero el candidato está por encima de las víctimas de los terremotos. Si un noticiero debe decidir entre dedicar un minuto a una nota sobre el candidato en una junta sobre el color de las banquetas o dedicárselo a las 900 víctimas del accidente en la granja de arañas. Nuestro candidato tendrá la preferencia.

Por su puesto la creación de otros partidos de oposición dedicados a dividir el voto fue una parte elemental del plan y una excelente herramienta para pagar favores a ciertos reporteros y activistas.

En eso consiste la  estrategia estándar.

El problema fue cuando por un error de dedo en lugar de registrar a Juan Got Ath para candidato a presidente de la tierra, el partido registró a Juan Goat.

No había marcha atrás, no existía nadie con apellido Goat. A menos que…

Una cabra llamada Juan. Al principio la gente pensó que era una especie de protesta, pero decidieron llevarlo al extremo.

La cabra daba discursos repitiendo Bahhhh, ¡Bahhhh! y la gente aplaudía. Era la misma gente acostumbrada a aplaudir a cualquier ponente en curso, pero aun así fue difícil mantener a la cabra berreando. Así que contrataron a una persona que le jalara la cola cada vez que guardara silencio. Vestíamos al jala-colas de guardaespaldas así que a nadie le pareció sospechoso.

Juan Goat resultó ofrecer algunas ventajas inesperadas. Cuando se presentaba en un mitin los niños corrían a ver a la cabrita. (Sin necesidad de paleros). El animal, recuperado de un zoológico de contacto se dejaba acariciar por los niños. La otra ventaja que ofrecía era un historial completamente limpio. El internet solo encontró fotos de la cabra y videos graciosos. Nada de fraudes, escándalos o fallas administrativas. Un candidato perfectamente limpio.

La oposición no se quedó con los brazos cruzados.  Acusaron a Juan de tirarse a su hermana en una granja. Un biólogo demostró que pertenecían a sub especies distintas así que no podían ser hermanos.

Solicitaron retirar a la cabra por ser demasiado joven e inexperta, Juan aprobó el examen de conocimientos básico para ejercer puestos públicos. (Yo tampoco sé cómo lo hizo sin ayuda, pero solo el 10% de los funcionarios aprueba.)

Cuando el candidato de oposición se negó a debatir contra una cabra fue el boom de aprobación. El eslogan: “Los corruptos le temen a su inocencia” Fue un hit publicitario.

El PRG tenía el voto rural, el voto joven, a la clase baja, los vegetarianos, los animalistas, y otras minorías. Juan Cabra ganó las elecciones a presidente de la tierra por el 68%.

Alexandro Monsters había logrado algo que debería ser imposible, contra toda lógica una cabra era el gobernante de la tierra. Siendo tan bueno en su trabajo ¿Qué es lo que molestaba a Alexandro?

La remota posibilidad de que una cabra haga un mejor trabajo, qué el candidato que él seleccionó.

Una hoja chamuscada al vuelo.

El grupo de escritores Insectos Comunes me ha asignado una misión. Hacer que Kurt Cubain unifique el final de mujercitas con el principio de Fahrenheit 451. Si alguien podía hacerlo era el cerdo venusiano. Lamentablemente el cerdito esta en huelga y me vi en necesidad de cumplir sus compromisos. He aquí el resultado.

mujercitas_libro

Los ojos de Jo recorrieron lentamente la sala con expresión feliz, porque la escena era muy agradable.

Los padres estaban sentados juntos, rememorando el primer, capítulo de su novela, que comenzara unos veinte años atrás. Amy dibujaba a los novios, sentados aparte, en el mundo encantador de sus sueños.

Beth estaba echada en el sofá, hablando alegremente con su anciano amigo, que tenía una manecita entre las suyas, como si pensara que poseía el poder de guiarlo por las sendas tranquilas que ella seguía. Jo descansaba en su silla baja favorita, con la expresión grave y tranquila que concordaba tan bien con ella, y Laurie, apoyándose en el respaldo de la silla, con su barbilla a nivel de la cabeza rizada de su amiga, sonreía con su modo más amistoso, y le hacía señas con la cabeza en el espejo que los reflejaba a ambos.

Aquel reflejo quedó impregnado cuando la casa fue quemada. Se conservaban los recuerdos, las tristezas, los olores, las alegrías y una vieja mujer llamada Jo se aferraba a un sillón corroído por el uso.

Nada de eso detendría al bombero, que por puro placer obscuro bañó de combustible las paredes, los diarios manuscritos y la anciana. Yo podía escuchar los alaridos de aquella mujer, rogando ayuda a un Ted que permanecía a mi lado mientas liaba un cigarrillo.

-Deberíamos ir a ayudarla.- Comenté en el modo más casual que me fue posible.

Ted, que ofrecía una amigable sonrisa a los curiosos y otros miembros del departamento de bomberos me contestó. –Lleva años sola, recopilando los diarios de personas que no hacen un esfuerzo en intentar recordarla.- El fuego se inició y transformó los alaridos en súplicas ridículas, acompañadas de una tos cada vez más silenciosa.

-Señor Cobain. No sabía que usted fuera aficionado a los incendios.-

Uno de los mirones interrumpió con estas palabras mis meditaciones.

Generalmente procuro alejarme de los incendios. Yo no soy un lector pero hay algo en el fuego que me molesta independientemente de la causa. Adentro de esa casa hay dos personas tan diferentes y tan iguales que lo justo es que el incendio consuma a ambos. Pero la vida nunca es así. Mi compañero, que afirma haber conocido a la anciana durante la juventud disfruta sumamente del espectáculo. Él no es joven y no logro descifrar si disfruta del fuego o deseaba la muerte de la mujer. A fin de cuentas; alguien tiene que informar de la posesión de libros.

–No soy aficionado a los incendios, soy un músico.-  La sonrisa del hombre no se había desvanecido, era obvia su intención de pedirme un autógrafo.

–Allá adentro hay una anciana inmolándose viva.- El hombre ignoró mi comentario.

-Podría… Un autógrafo para mi hijo, él es un fan suyo y…-

El viento arrojó una de las hojas chamuscadas desprendidas de los libros. La tome al vuelo y usando algo del tizne que se acumulaba en mi tenis, dibujé un garabato. Dejé a Ted solo para que disfrutara de ver aquella casa arder. Algunas veces, me dan ganas de volarme los sesos, otras de matarlos a todos ustedes.

Quemar era fantástico.

Constituía un placer especial ver las cosas consumidas, ver los objetos ennegrecidos y cambiados. Con la punta de bronce del soplete en sus puños, con aquella gigantesca serpiente escupiendo su petróleo venenoso sobre el mundo, la sangre le latía en la cabeza y sus manos eran las de un fantástico director tocando todas las sinfonías del fuego y de las llamas para destruir los guiñapos y ruinas de la Historia. Con su casco simbólico en que aparecía grabado el número 451 bien plantado sobre su impasible cabeza y sus ojos convertidos en una llama anaranjada ante el pensamiento de lo que iba a ocurrir, encendió el deflagrador y la casa quedó rodeada por un fuego devorador que inflamó el cielo del atardecer con colores rojos, amarillos y negros. El hombre avanzó entre un enjambre de luciérnagas.

tumblr_inline_mh7e2j6XHv1qz4rgp

Otros trabajos de insectos comunes:

Huele a fuego mujercita. Angelo’s Universe.

Muerto. La Rata Gris

Mujercitas-Fahrenheit 451-Curt Kobain Manu LF

15 Confesiones de secretas de escritores.

Hola lectores y lectoras. Durante varios meses le pedí a varios escritores de diferentes estilos, que me contaran algo que ellos mismos no se atrevieran a publicar. Ya sea por proteger su imagen o por simple vergüenza.

Ellos me dieron la confesión bajo la premisa de conservar su anonimato. Yo les comparto algunas de sus confesiones. Algunas son tristes, otras divertidas y varias son muy raras. Creo que si enserio te quieres dedicar a escribir deberías leer esto. Tal vez prefieras que sea un hobby.

Odio a mis lectores, es cierto que ellos pagan mis cuentas. Pero si pudiera escribiría algo diferente. No sé si Carlos tenga el mismo problema que yo a la hora de dibujar.
Viejas fáciles, un cabrón buscando venganza, disparos, puñaladas y ya fueron treinta páginas.
Lo que de verdad me jode; es que siempre que trato de encontrar otro trabajo me dicen: Tú eres el de XXXXXXXX XXXXXXX.

A veces me lo dicen con risa y otras con desprecio. Intenté hacer un web comic para que la gente me relacione con otras cosas, pero al parecer hay que saber qué es lo que está de moda y yo ya pasé de moda.

Escritor de historietas dirigidas a adultos. (15 años en el negocio.)

Siempre tengo comida chatarra en la casa y nunca rechazo una buena hamburguesa.

Escritor de un blog de nutrición y salud. (2 años publicando.)

Los domingos utilizo sandalias con calcetines.

Columnista de moda. (3 años en internet, 1 año en revista.)

Durante las elecciones pasadas, escribí una nota positiva sobre una diputada. Solo porque me acosté con ella. Casi no fue leída y solo la comentaron tres personas en la página de internet, pero yo sé que estuvo mal.

Reportero. (4 años en sociales, 5 en política.)oh_god_why_in_hd_by_lemmino-d61t8ou

Amo cuando un hombre se desvive para complacerme.

Autora de un blog feminista. (6 meses publicando.)

Una vez fui juez en un concurso infantil de cuentos. Uno de los cuentos eliminados en la primera ronda era muy bueno. De hecho es mi libro más vendido. Sigo intentando contactar a la niña para darle su parte de las ganancias.

Ilustradora y cuentista infantil. (7 libros publicados.)

Cuando tenía 19 años decidí que quería ser escritora, cuando se lo comuniqué a mi papá se burló de mí y me dijo que igual podía ser recepcionista en su despacho. Me enojé mucho con él y me fui de la casa. Mi trabajo en Burger King no me dejaba para pagar comida y la renta. Estaba a punto de regresar para aceptar que él tenía razón. Pero un día una excompañera de trabajo me sugirió sacar algo de dinero extra usando la sexcam. Estaba tan desesperada que acepté. Al principio hacia presentaciones en la casa de ella y nos repartíamos las ganancias. No se me olvida que muchos de los clientes, eran más educados, amables y sencillos que los amigos que tenía cuando era una daddy girl. Ganaba muy buen dinero y trasladé el negocio a mi departamento. Las presentaciones me ayudaron a ganar un muy buen dinero y dejé la comida rápida para dedicarme a estudiar (literatura) y el ciberscort.

Uno de mis antiguos amigos se enteró de mi nuevo modo de vida y me fue a buscar, de no ser por mi vecina que llamó a la policía. (Que tardó cuarenta minutos en llegar.) La paliza hubiera terminado en violación. Durante el proceso legal me enteré de que mi madre, mi padre y mis hermanas oficialmente habían renegado de mí. Desde la denuncia hasta el encarcelamiento solo tuve el apoyo de algunas de mis nuevas amigas.

Fue en esa época cuando escribí XX XXXXXXXX XX XXX XXXXX afortunadamente el libro se vendió bastante bien y me abrió las puertas al mundo literario. También fue cuando comencé a escribir por necesidad económica. Han pasado cuatro años y ya estoy segura de que no voy a volver a tener un cuerpo bonito. A veces quisiera haberme quedado en casa.

Escritora de novela rosa y activista contra la violencia de género. (4 novelas publicadas.)

 

Yo creo que Hawkeye es mejor que Ironman.

Escritor de un blog de comics. (1 año publicando.)

 images (1)

Estoy enamorado de mi principal crítica y detractora.

Escritor de ciencia ficción (3 novelas publicadas.)

Una vez estaba tan ebrio que escribí un poema en Excel. Muy bueno, por cierto.

Poeta. (Incontables resacas previas.)

Una vez vi un tutorial sobre cómo hacer vodka y me robé las papas del huerto de mi vecino.

Crítico de cine. (7 meses publicando.)

Todavía le robo cervezas a mi papá.

Reportero. (30 Años en deportes.)

Tengo una laguna mental donde debería haber un viaje a México. Más específicamente a un lugar llamado Tequila.

Escritor de viajes y turismo (6 años en revista.)

Una vez abandoné una cubeta de pollo frito en un gimnasio. Solo para molestar.

Columnista. (7 meses en periódicos.)

Tengo un blog secreto donde me dedico a escribir sobre barbas y bigotes.

Escritor de un blog sobre Linux (1 año hablando sobre barbas y bigotes.)

Conocí a mi novia vía twitter. Todos creen que fue en una convención.

Autor de un libro de matemáticas. (1 libro publicado.)

Tengo once decks de Yu-Gi-Oh!

Escritor de deportes (2 años publicando.)

 

Estoy escribiendo esto completamente desnudo.

Cronista. (2 Años en medios impresos.)

A veces me siento triste.

Cerdito Verde (Dos años publicando)

Esas pesuñas no quieren dejar de teclear.

Esas pesuñas no quieren dejar de teclear.

¿También quieres confesar algo? Puedes ponerlo aquí y será un secreto. No duden que tendremos una segunda parte.

Predicciones para el amor en tiempos de internet Pt. II

Para leer la primera parte.

¿Sabían que nuestros padres aprovechaban las citas para hablar?

¡Es cierto! tenían citas y platicaban mientras se tomaban un helado o comían en un restaurante. Tal vez algunos de ustedes todavía lo hagan, pero es una tendencia en descenso.

Tiene todo el sentido del mundo. ¿De qué van a hablar? Literalmente nuestras redes sociales nos permiten saber a detalle cómo estuvo el día de Jimena.

Vamos a tomar un ejemplo:

Jimena y Alex son una pareja de adultos maduros y responsables con edad legal e independencia económica suficiente como para considerar el matrimonio.

  • 8:00 Se publican mutuamente un romántico saludo.
  • 9:00 Comentario en la fotografía del desayuno de ella, Regaño para él, que volvió a desayunar café de la oficina y una dona.
  • 10:30 Ella le envía una postal con un mensaje tierno en colores pastel.
  • 11:00 Él le dedica una canción utilizando un video de YouTube.
  • 12:00 Él le envía un link a una página graciosa (Afortunadamente se trata de cerdo venusiano)
  • 13:00 Discusión vía publicaciones en los muros.
  • 14:00 En un acuerdo de paz ambos coinciden en enviar correo de odio a un pobre escritor.
  • 15:00 Se informan de todo los aspectos irrelevantes de sus días vía WhatsApp
  • 16:00 Ella le envía un video gracioso que encontró en internet.
  • 17:00 Anuncian en twitter que hoy la pareja sale a cenar esta noche.
  • 18:00 Eligen el lugar para cenar con ayuda de las críticas de otras parejas vía internet.
  • 19:00 Mientras se arreglan, conversan vía mensajes privados.
  • 20:00 Juntos en el restaurante, silencio incómodo.
  • 20:30 Un comentario de la mesera se mal interpreta.
  • 20:40 Escena en el restaurante.
  • 21:00 Ella se va en taxi.
  • 22:00 Continuación de la pelea vía mensajes privados.
  • 23:00 Indirectas en Facebook y Twitter.

Repita el ciclo cuatro veces por mes y destruya una relación estable.

Desde aquí puedo ver que ustedes lectores se están aburriendo. Ahora lo vamos a hacer más enfermo e irresponsable:

La pareja se separa.  Ambos culpan al otro, y quieren venganza. Ella publica constantemente fotografías usando mallas, vestiditos, bikinis y ¿lencería?… ¡Confirmado es un Victoria Secret de catálogo! Alex debe de estar sufriendo mucho sabiendo lo que se perdió. ¿Podemos torturarlo más? ¡Vamos a un antro para tomarme fotos con un montón de niños ricos! ¡Que sepa que siempre fue indigno de Jimena! Pero hay algo que nuestra querida Jimena olvidó.

¿Recuerdas como lo describiste cuando lo conociste? Rebelde, intrépido y sensible. (Lo cual se traduce en sedicioso, irresponsable y vengativo.) ¿Recuerdas cuando tenías celos de aquella pelirroja con pecas[¹]? Llegaron al acuerdo de pasarse las contraseñas. Era una especie de voto de confianza.  ¿Confías ahora en él?

Bueno, las publicaciones tontas en Facebook y twitter se pueden borrar. ¿Blog? Supongo que ahora tardaras un poco menos en conseguir mil subscriptores. Estoy casi seguro de que se pueden cancelar esos pedidos en Amazon. Me parece que tu verdadera preocupación debe ser que tus datos fueron publicados en las listas de swinger’s.

Quiero pensar que el problema con estas relaciones enfermizas es que además de estar formadas por una pareja de ególatras pasivo agresivos, pasan demasiado tiempo en las redes sociales.

Como no hay tiempo para privacidad, se acaban los tópicos de conversación, pierden el sentido de individualidad, se incrementa el control sobre tu pareja y todo se va al demonio.

La predicción.

Políticas extremas de comportamiento entre parejas. Todas las redes sociales deberán contar con herramientas que disminuyan el contacto entre los exnovios. Todavía más importante, evitar que usuarios que no están metidos en la relación se enteren de su situación como pareja enfermiza.

¡Enserio gente! Tengo algo así como tres años de celibato y se vuelve molesto ver como se autodestruyen, conozco muchas parejas sanas y en el caso de algunas ni si quieran se tienen agregados en sus redes sociales. ¿No les gustaría tener algo que decir cuando les pregunten por su día?

Por favor medítenlo. ¡Una red social que defiende tu privacidad usando cangrejos galácticos cuando tu pareja te comienza a acosar!

¡Piénsenlo!

-Oye amiga ¡Qué bueno que terminaste con José!-

-Sí, quería algo de espacio. No entiende que yo solo quería protegerlo 24/7.-

-¿Y ellos quiénes son?-

-Un grupo de ninjas que contraté para recuperar todas las cosas que dejé en el departamento.-

-¿Pero por qué ninjas?-

-Por qué no pude pasar el perímetro de cangrejos espaciales.-

Yo solo digo que las redes sociales transforman a los enamorados en bestias peligrosas.

Ayúdanos a llenar la encuesta, no necesitas registrarte, solo contestar.

[¹] Las pelirrojas no tienen la culpa de ser tan atractivas y Las chicas pecosas no tienen la culpa de ser tan adorablemente malignas.

Navegando en un mar de hormonas.

El sábado pasado acompañé a mi hermana menor a su primer concierto. Quiero creer que es el tipo de cosas que hace un hermano mayor. Tiene 16 y ya sabes, alguien tiene que ser el adulto responsable. Mientras hacia fila para acceder al evento me di cuenta de que hay mucha diferencia entre los conciertos que yo frecuento y lo que estaba por suceder.

Mientras buscaba el fin de la línea fue obvio que era mucho mas viejo que la mayoría. Las miradas de complicidad que me dirigieron algunos padres.(Los que llevaban a sus hijos a la presentación de la banda.) Acrecentaron mi sentimiento de vejés.

Una vez formado decidí desviar mi atención de los padres de familia y concentrarme un poco mas en las chicas que esperaban pacientemente junto conmigo. No es secreto que tengo cierta afinidad hacia las chicas que visten de negro y se pintan el pelo de colores estrafalarios. Desistí rápidamente de mis intenciones románticas debido a dos factores.

  1. El 80% de las asistentes tenían aproximadamente quince años. Se encontraban tan emocionadas que muchos padres y otras autoridades pueden llegar a necesitar un chivo expiatorio para la “locura” de sus hijas.
  2. Muchas de las chicas se presentaron utilizando una especie de maquillaje de guerra y un uniforme, que en el mejor de los casos me desmotivaron. Y es qué la mayoría de ellas compartía una indumentaria tan similar a la de mi hermana, qué no pude evitar hacer comparaciones.

La mitad de la fila pasaba enfrente de un restaurante-bar. Los clientes del restaurante vestían con playeras tipo polo de colores pastel y miraban un partido de fútbol mientras la musica de tipo rural sonaba a todo volumen.

El desprecio entre ambos grupos es evidente. Las fricciones se incrementan cuando una quinceañera que celebra su cumpleaños, se pasea gritando en una hummer modificada para lucir como limusina. Mientras ella saluda y se exhibe, varios jóvenes en la fila le gritan: “Mañana vas a viajar en camión.”

Cuando estoy a unos metros de la entrada, experimento por primera vez algo que me va a acompañar toda la noche. Los miembros de la banda bajan de una camioneta y corren a la entrada del recinto. Cincuenta voces femeninas gritan llenas de emoción. ¿En que me metí?images

Adentro del recinto la situación se vuelve menos tensa y mucho mas caótica. Ya había estado allí antes, pero Diablo Swing Orchesta no tiene el nivel de atracción de esta banda. Hay setecientas personas abarrotando el lugar. La chicas corean el nombre de la banda que vinieron a ver mientras una agrupación de metal, se esfuerza en hacer mas ruido. Derrotada, la banda que abre se va, y el publico se comienza a emocionar.

El aire tiene tantas hormonas que los toros rojos de un anuncio de bebidas energéticas se han puesto en celo. Los huevos de los pájaros que sobrevuelan el recinto están quedando fertilizados. Tengo la sensación de que varias chicas van a quedar embarazadas hoy. Algunas por la combinación adrenalina – falta de experiencia. Pero mas de alguna tendrá una inseminación por ósmosis. (mi madre asegura que así fui concebido.)

Mientras la hora esperada se aproxima, un vikingo armado con una linterna se para sobre el escenario y ruega al público que no hagan mas presión sobre la barda de seguridad. Si este hombre hubiera nacido en Skyrim degollaría dragones con una espada a dos manos. Aquí lo vemos con su rostro asustado mientras enfrenta una horda de rostros ansiosos.

Minutos después aparece el jefe de seguridad de la banda. El no sabe usar el hacha de guerra pero conoce muy bien a las fans de la banda. Después de enfrentarse a los gritos ofensivos de varias personas paradas detrás de mi, la negociación termina. Y falta un poco menos para que el evento comience.

Mientras las chicas al frente se han cansado de corear nombres y comienzan a cantar temas populares. (Por ejemplo el tema de Barney el dinosaurio.) Le dirijo la mirada a mis vecinos de atrás.

Hay una pareja recargada en un pilar. Mientras ella espera fascinada, el pasa suavemente sus manos por todo su cuerpo. A diferencia de los otros adultos responsables, yo no les dirijo una mirada acusatoria.

También están varios jóvenes demostrando su virilidad gritando insultos al personal de seguridad desde la seguridad del anonimato. Al parecer tendré que escucharlos hasta que el concierto comience.

Cada vez que un jala-cables sube al escenario las chicas gritan con todas sus fuerzas. (O eso creía.) En un momento se hace el silencio. Las luces se apagan y se hace tensión en el ambiente.

Entra la banda.

Un zumbido estridente me aturde. Estoy seguro de que hay gente gritando, pero el ruido es tanto que no logro escuchar. La banda ha comenzado a tocar. Un grupo de chicas amenaza con derrumbar la barda de seguridad pero pocas cosas pueden detener el concierto ahora.

Pocas veces había visto a alguien con ese poder. Si el vocalista fuera un líder religioso o político, estariamos a unos pasos de la ucronía. Dirijo una mirada a mi hermana. Conoce perfectamente la letra de la canción y canta con un impetú que no le conocía. Vocaliza perfectamente y sus expresiones faciales demuestran una pasión autentíca. El vocalista tampoco lo hace mal.

Algo de orgullo melómano se me aparece cuando me doy cuenta que puedo predecir el comportamiento de la canción. ¡No! No soy un genio musical, todas estas canciones las he escuchado indirectamente en la casa, la niña no ha dejado de ponerlas desde que compró el disco.

Mis vecinos de atrás han cambiado a ser unos mansos corderillos. Si les piden que aplaudan, aplauden. Si les piden que canten, cantan. Si les piden que inviten las pizzas… Eso hubiera sido genial.

En algún momento escuché un violín, fue un gran detalle de la banda.

Dos horas después, el concierto terminó de la misma manera como comenzó: con un silencio inesperado.

Mientras me dirijo a la salida, puedo ver la sonrisa de adrenalina que asoma por el rostro de mi hermana. Conozco esa expresión, recuerdo perfectamente mi primer concierto.

En la cabina de técnicos varias chicas se toman fotografías con un vikingo que sostiene de manera nerviosa una lata de cerveza.

Bueno, con el tiempo la horda de fans le parecerá tan inofensiva como un dragón. Mientras tanto yo hago un acuerdo con el cerdo venusiano para que me deje escribir el próximo texto.

Como titular tu próximo Best Seller.

Algo extra:

¿Estás escribiendo un libro y no sabes como titularlo? La sencilla herramienta del cerdo venusiano te ayudará a elegir un título que atraerá a los lectores y te colocara en los estantes de las librerías. Sigue las sencillas instrucciones y tendrás un título que la crítica analizará sesudamente hasta el cansancio.

tablas

Si eres una autora feminista es preferible que conjugues tu título al femenino. Ejemplo:

Los ejércitos de los olvidados heroicos – Los ejércitos de las olvidadas heroicas

Recuerda que si pretendes escribir fantasía, terror o ciencia ficción, lo más recomendable es que reemplaces uno o más de tus nombres por iniciales. Ejemplo:

Salomón Andrés Pérez Sabrata – Salomón A. P. Sabrata.

Si pretende escribir un libro de crítica social recuerda incluir tu título en el nombre del autor así la gente creerá que eres una eminencia en el tema. Aunque todo te lo hayas inventado.